Indemnización por atropello con lesiones leves

0 Comentarios

INDEMNIZACION POR ATROPELLO CON LESIONES LEVES

Los atropellos se han convertido en uno de los accidentes más comunes, sobre todo en los núcleos urbanos, pudiendo darse multitud de factores que intervengan en la dinámica del siniestro y que pueden condicionar la posible reclamación de daños y perjuicios derivados del mismo.

En términos generales, se trata de accidentes donde suele haber lesiones de cierta gravedad, al recibir el peatón el impacto directamente en su cuerpo, llegando a provocar en ocasiones, el fallecimiento del peatón.

Sin embargo, en algunos casos el atropello sufrido por el peatón provoca lesiones de menor importancia, que no por ser leves deben quedarse sin reclamación de la indemnización pertinente si existe derecho a ella.

 

LOS ATROPELLOS CON LESIONES LEVES

Existen multitud de circunstancias que pueden aparecer en un siniestro por atropello de peatón. Así, el caso más común es el que se produce en los pasos de peatones, que a veces vienen regulados por semáforo. En estos supuestos la responsabilidad suele ser casi siempre del conductor del vehículo-de la clase que sea-que no se percata de la presencia del peatón.

En este tipo de accidentes, en ocasiones al conductor le da tiempo a frenar en un intento de evitar el atropello, y cuando aún frenando no es posible evitar el golpe, en estos casos el impacto es menor y las consecuencias lesivas para el peatón también lo son.

En otras ocasiones el atropello se produce porque el peatón cruza por lugar indebido, o fuera del paso de peatones habilitado. Pese a ello, es necesario estudiar cada caso en concreto, ya que puede darse una responsabilidad compartida, por ejemplo, si el conductor circula con exceso de velocidad. Consultar en estos supuestos con un abogado especialista en atropellos es fundamental para conocer si tenemos derecho a reclamar, aunque las lesiones no hayan sido especialmente graves.

En cualquier caso, no habrá derecho a indemnización cuando el atropello se produzca por culpa exclusiva del peatón.

 

¿Has tenido un accidente de tráfico?
Calcula tu indemnización GRATIS
Incluso sin peritaje médico

DOCUMENTACION NECESARIA PARA RECLAMAR POR ATROPELLO

El principal problema que se plantea en la reclamación de lesiones leves por atropello es el mismo que en cualquier otro siniestro de tráfico con lesiones leves, y es que cuanto menos graves son los daños personales, más dificultades pone la compañía de seguros obligada a pagar la indemnización.

Es por ello que hay que tener especial cuidado para demostrar que, pese a la levedad, las lesiones existen, y poder por tanto reclamar con garantías la indemnización que nos corresponda.

Lo primero que debemos hacer es acreditar la responsabilidad del conductor culpable del atropello. Para ello, y aunque las lesiones iniciales no hayan sido de gravedad, es fundamental llamar a la Policía o la Guardia Civil para que levanten un Atestado o Parte de accidente, donde se haga constar la dinámica del accidente y quien resulta responsable del mismo.

Los testigos en muchas ocasiones pueden ayudar a determinar la culpabilidad, para lo que deberemos contar con todos los datos in situ que podamos reunir a fin de que en caso de que el conductor niegue la culpa, el testimonio de los testigos nos ayude a demostrar cómo ocurrieron los hechos.

Cuando tengamos acreditada la culpa, deberemos demostrar la entidad de las lesiones sufridas para reclamar la indemnización. En el caso de lesiones leves, las más comunes suelen ser los traumatismos en columna vertebral, los traumatismos de hombro o las contusiones en las rodillas motivadas por el impacto del vehículo en el atropello. Si no se han producido fracturas, las lesiones son de menor entidad, aunque necesitarán tratamiento rehabilitador para curarse.

Para acreditar las lesiones leves, es importante contar con informes médicos que evidencien que ha habido lesiones, aunque no hayan sido graves. Es fundamental acudir a Urgencias al Hospital, aunque en caliente nada más sufrir el accidente no sintamos dolor, porque este tipo de lesiones suelen dar la cara entre las 24 y 72 horas posteriores al atropello.

En este tipo de lesiones conviene realizarse pruebas diagnósticas para acreditar que hay lesiones que requieren tratamiento posterior, tales como ecografías de hombro, o resonancias de columna cervical o lumbar. En estos supuestos la tendencia de las compañías de seguros es minimizar el resultado lesivo, para no pagar indemnización o pagar lo menos posible.

En ocasiones estas lesiones curan sin secuelas, en cuyo caso se reclama únicamente el periodo de tiempo que haya necesitado el lesionado para curarse, para lo que necesitaremos el informe final de rehabilitación con el alta del traumatólogo.

En otros casos, aunque las secuelas sean menores, existen, y será necesario que las mismas consten en el informe de alta del traumatólogo para poderlas reclamar.

Si hemos sufrido en el atropello, además de las lesiones, daños en objetos personales tales como gafas de ver o de sol, relojes o teléfonos móviles, también podremos reclamar su reparación siempre que lo justifiquemos documentalmente con fotografías, y presupuestos o facturas de arreglo de los mismos.

Haz tu consulta online GRATIS
a nuestros abogados expertos.

 

COMO RECLAMAR LA INDEMNIZACION

Desde DEMANDA TU LESION insistimos siempre en la necesidad de que el lesionado en un atropello cuente con asesoramiento especializado por abogados especialistas, máxime cuando se han sufrido lesiones leves, porque ya sabemos que las compañías de seguros van a tratar de minimizar los daños para pagar la menor indemnización posible o incluso no pagar nada.

Si la víctima de un atropello cuenta con póliza de hogar, es posible que la misma le cubra los honorarios del abogado particular que designe gracias a la cobertura por defensa jurídica, lo que debe consultarse con el abogado para saber si se dispone de dicha cobertura.

La reclamación de la indemnización por atropello leve debe hacerse con garantías, y siempre una vez que la víctima haya alcanzado la estabilidad lesional. Para ello el abogado particular requerirá a la compañía de seguros responsable adjuntando cuanta documentación sea necesaria para acreditar esos daños, en un primer intento de llegar a un acuerdo amistoso en beneficio del cliente.

Lo normal suele ser que la aseguradora realice oferta motivada de pago (para lo que tiene un plazo de tres meses desde el requerimiento realizado por nuestro abogado) en valores mínimos, por lo que será necesario acudir a un proceso de negociación con la compañía, donde es posible alcanzar un acuerdo extrajudicial.

En el caso de que la aseguradora niegue la entidad de las lesiones leves, o realice una oferta por debajo de lo que corresponde a la víctima, será necesario acudir a una pericial médica para acreditar la entidad de las lesiones sufridas y su valoración, y en su caso, interponer una reclamación judicial contra la compañía.

Desde DEMANDA TU LESION insistimos en que por leve que sea una lesión, si existe derecho a reclamar debe ejercerse por la víctima. Nuestro equipo de abogados, peritos y tramitadores conoce a fondo la dinámica de las reclamaciones de indemnizaciones por lesiones leves derivadas de atropello, ofreciendo al lesionado un asesoramiento integral desde el primer momento.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación y recopilar información estadística de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en el enlace que te indicamos. Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies