INDEMNIZACION POR ACCIDENTE DE TRAFICO EN AUTOBUS

0 Comentarios

El autobús es uno de los medios de transporte público más utilizado por los usuarios, no solo en el ámbito urbano, sino también como sistema de recorrido de larga distancia por toda la geografía española.

Los usuarios de un autobús tienen la consideración de ocupantes o pasajeros. En caso de sufrir un accidente, lo más importante que debe tenerse en cuenta es que el ocupante de un autobús podrá reclamar indemnización siempre, al margen de quien haya sido el culpable del siniestro.

Para que dichas reclamaciones prosperen con garantías, conviene tener claro una serie de pasos a dar, y, sobre todo, contactar lo antes posible con un despacho de abogados especialista en accidentes de autobús, para recibir asesoramiento y una valoración del caso concreto.

LOS ACCIDENTES DE AUTOBUS

Los accidentes de autobús pueden ser de distinto tipo, teniendo en cuenta múltiples factores que pueden intervenir en su desarrollo.

En las ciudades, lo más habitual es el caso de siniestros que provocan caídas en el interior del autobús, y que pueden estar motivados, unas veces porque el conductor del autobús frena o acelera de manera brusca, provocando la caída de alguno de sus ocupantes, y en otras ocasiones porque interviene otro vehículo, de la clase que sea, que o bien colisiona con el autobús, o bien se cruza en su trayectoria, obligando al conductor de este último a frenar para evitar el choque, provocando con esta maniobra la caída de pasajeros que viajan en el mismo.

En vías interurbanas los accidentes de autobús suelen ser más aparatosos y en general más graves: salidas de la vía, colisiones a alta velocidad, etcétera, y lógicamente, los daños provocados a los pasajeros suelen ser de mayor entidad.

En todos los casos es posible reclamar una indemnización por los daños y perjuicios sufridos, si bien es importante seguir unos pasos básicos de cara a acreditar la responsabilidad del siniestro para luego reclamar a la compañía de seguros del culpable.

PRIMEROS PASOS EN CASO DE ACCIDENTE EN AUTOBUS

Normalmente, si el accidente de autobús es aparatoso o con intervención de varios vehículos, acudirá la Policía o Guardia Civil, pero, en cualquier caso, sea más o menos grave, si ha habido víctimas, es muy importante llamar siempre a los agentes de la autoridad.

Cuando se producen caídas en el interior del autobús por una conducción negligente o desatenta del conductor del mismo, es fundamental avisar de inmediato al mismo, para que detenga el autobús, no moverse y llamar a los servicios de emergencia. En ningún caso debe abandonarse el autobús antes de recibir asistencia, y tener todos los datos del vehículo, porque en estos casos suele ocurrir que las aseguradoras pretendan imputar la responsabilidad de la caída al propio pasajero, argumentando que no iba bien sujeto o que se había levantado de su asiento, lo que sobre todo se da cuando la víctima es una persona mayor o de edad avanzada.

Todos los conductores de autobús tienen obligación de dar un parte de cualquier incidencia que ocurra en el trayecto que realizan. Por eso es muy importante que la víctima avise a los agentes de la autoridad para que acudan a levantar un Atestado o Parte de Accidente donde expliquen la dinámica del accidente y quien ha sido el culpable del mismo.

Los testigos del accidente son fundamentales, sobre todo otros pasajeros del autobús que pueden rebatir la versión del conductor cuando pretenda achacar la responsabilidad al pasajero. Conviene tomar datos personales y teléfonos o asegurarnos de que figuran en el Atestado o Parte que se elabore por la Policía.

También es fundamental no moverse hasta la llegada de los servicios médicos. Si bajamos del autobús sin haber recibido asistencia, aunque de inmediato vayamos a un Hospital, podemos encontrarnos con que la aseguradora nos discuta el nexo causal entre el accidente y las lesiones sufridas.

En muchos casos, una mala caída puede provocar fracturas de cadera, de miembros inferiores o superiores, o traumatismos en la cabeza. Incluso pueden darse casos de cervicalgias o lumbalgias provocados por el impacto contra el suelo del autobús o al golpearse con barras o asientos.

Se dan también casos de accidentes provocados al cerrar las puertas del autobús antes de que el pasajero haya bajado del mismo, que igualmente pueden reclamarse.

Si en el accidente ha intervenido otro vehículo, es muy importante hacerlo constar en el Atestado, aunque se haya dado a la fuga, puesto que en ocasiones se cruzan en la trayectoria del autobús obligándole a frenar bruscamente, pero no se detienen. En estos casos debe igualmente avisarse a la Policía y a los servicios de emergencias para hacerlo constar, y contar con la declaración del propio conductor del autobús, que en este caso no tiene responsabilidad, teniéndose que dirigir la reclamación a la aseguradora del responsable o al Consorcio de Compensación de Seguros si el vehículo culpable se ha dado a la fuga, siempre que lo acreditemos.

¿Has tenido un accidente de tráfico?
Calcula tu indemnización GRATIS
Incluso sin peritaje médico

DOCUMENTOS NECESARIOS PARA RECLAMAR INDEMNIZACION

Para reclamar indemnización por accidente de autobús, será necesario:

Conservar el billete o título de transporte utilizado el día del accidente.

Poner, en cuanto nos sea posible, una reclamación a la empresa de autobuses, tanto si el culpable es el conductor como si es un tercero, indicando día y hora del accidente, matrícula del autobús, datos de testigos, fotografías si es posible, y copia del Informe de Urgencias.

Si es responsable el conductor será responsable de indemnizarnos la compañía de seguros del autobús. Si es responsable un tercero, contaremos con el conductor como testigo, si fuera necesario, y con la respuesta de la compañía eximiéndose de responsabilidad e indicando a quien dirigirnos.

Localizar y solicitar el Atestado o Parte de Accidentes para demostrar la culpabilidad, de cara a reclamar a la aseguradora del responsable.

Acreditar de manera clara los daños sufridos, tanto materiales como personales. Dentro de los materiales se reclaman daños en objetos o cosas que lleváramos en el momento del siniestro (maletas, móviles, gafas, relojes, etcétera, siempre que podamos demostrarlos con fotos, facturas o presupuestos de arreglo.

En cuanto a las lesiones, deberemos acreditarlas con los informes iniciales de urgencias, partes de baja y alta laboral o justificantes e incapacidad para realizar las tareas básicas de la vida diaria, informes del traumatólogo y de rehabilitación, de la mutua laboral en su caso, o de pruebas diagnósticas realizadas tales como ecografías o resonancias.

Consultar lo antes posible con un abogado especialista en accidentes de autobús, llevarle toda la documentación que tengamos del siniestro y recibir información y asesoramiento desde el principio para valorar la viabilidad de la reclamación.

En DEMANDAtULESION contamos con un equipo de abogados especialistas en reclamación de indemnizaciones por accidentes de autobús, incluyendo peritos médicos, reconstructores de siniestros y expertos en incapacidades y minusvalías para casos de lesionados graves. Es muy importante contar con el asesoramiento de un abogado especialista, que, además, puede salirle gratis a la víctima si ésta cuenta con póliza de hogar, que en muchos de estos casos cubren la defensa jurídica en este tipo de siniestros.

 

 

También te puede interesar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación y recopilar información estadística de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en el enlace que te indicamos. Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies