Indmenizacion por accidente de trafico y la oferta motivada de las compañías de seguro

1 comentario

Sufrir un accidente de tráfico es una experiencia traumática para la mayoría de las víctimas, máxime cuando el siniestro es grave y los daños también.

Ser víctima de un accidente de tráfico genera una serie de derechos para los perjudicados, que de acuerdo con el espíritu de la Ley pasan por una restitución íntegra del daño causado, lo que no siempre puede conseguirse.

Las compañías de seguros no ayudan en este sentido, primando siempre el interés de la aseguradora frente al de la propia víctima. Esto provoca que los perjudicados se sientan desamparados y desinformados, y que cuando sufren el accidente, no sepan bien qué deben hacer para poner en marcha la reclamación de su indemnización por el accidente de tráfico sufrido.

Por ello la ayuda de un abogado especialista en accidentes resulta fundamental en la gestión del proceso, y, sobre todo, para orientar e informar a la víctima y defender sus derechos desde una posición objetiva y justa.

LA OFERTA MOTIVADA DE LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS

El proceso real de reclamación de la indemnización por accidente de tráfico no comienza hasta que los daños tanto materiales como personales pueden de alguna manera cuantificarse, si bien no es necesario esperar para remitir la reclamación a tener el alta médica, sobre todo en siniestro con lesiones graves.

Esto es, si sufrimos un accidente y nos fracturamos la cadera, vamos a necesitar un tiempo, que no sabemos cuánto va a ser, para curarnos. Tampoco sabemos cómo vamos a evolucionar y mucho menos si nos van a quedar secuelas después del periodo de curación. Por tanto, inicialmente no podemos cuantificar esos daños, ni la aseguradora tampoco, si bien como ya tenemos claro que hay daños, puede realizarse una reclamación a la compañía.

La compañía de seguros puede realizar dos tipos de respuesta a una reclamación por accidente: la oferta motivada y la respuesta motivada.

La oferta motivada es, en esencia, un escrito de la compañía de seguros en el que pone a disposición de la víctima la cantidad económica que estima que le corresponde por los daños sufridos en el accidente.

Antes de los cambios en la normativa operados en 2016, la aseguradora disponía de tres meses para realizar la oferta motivada de pago, que se contaban desde que la misma tenía conocimiento de la existencia de daños en el accidente, lo que podía ocurrir por el propio parte dado por su asegurado, por un Atestado, etcétera. Y no era necesario la intervención de la propia víctima.

Esto, sin embargo, ha cambiado ahora con la nueva legislación, ya que es el propio perjudicado quien tiene que hacer el requerimiento a la aseguradora, que dispone de un plazo de tres meses para contestar con la oferta motivada de indemnización.

De la misma manera, puede la compañía, en lugar de hacer una oferta motivada, realizar una respuesta motivada, por ejemplo, si niegan culpa y no consideran que tienen obligación de indemnizar, o si no pueden cuantificar el daño (por ejemplo, por falta de documentación, o bien porque se trata de lesiones graves y duraderas en el tiempo que aún no pueden cuantificarse económicamente).

Haz tu consulta online GRATIS
a nuestros abogados expertos.

¿QUÉ SUELEN OMITIR LAS COMPAÑIAS DE SEGUROS EN LA OFERTA INICIAL?

Pasamos a contaros qué es lo que ocurre en las ofertas motivadas de las compañías.

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que estas ofertas suelen ser, en la inmensa mayoría de los casos, por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima.

¿Cuál es la consecuencia de esta oferta inicial que realiza la aseguradora? Ni más ni menos que de aceptarla, la víctima no va a ser indemnizada por todos los conceptos a los que tiene derecho.

Y esto, a su vez, desemboca en otro problema, que es que teniendo en cuenta que la mayoría de las víctimas de accidentes desconocen cómo deben valorarse sus daños, y por supuesto todas las partidas y conceptos que pueden reclamar, si no cuentan con ayuda de un abogado especialista, pueden aceptar la oferta de la compañía y quedarse a medias, es decir, cobrar por debajo de lo que les corresponde.

Este desconocimiento también es aprovechado por las compañías de seguros, para moverse rápido y tratar de “tranquilizar” a la víctima con una oferta instando a aceptarla cuanto antes.

Y a su vez, puede darse otro problema que repercute negativamente en la víctima: supongamos que el perjudicado tiene unas lesiones que se valoran en 10.000 euros, y la oferta motivada de la compañía es de 8.000 euros. Para poder reclamar los 2.000 que quedan, la víctima tiene que interponer un procedimiento judicial, que conlleva unos gastos, por lo que en muchas ocasiones no compensa, y el resultado es que el perjudicado acepta la oferta y la compañía se ahorra tener que pagar esos 2.000 euros de diferencia.

Normalmente, las ofertas motivadas de las compañías suelen quedarse muy cortas sobre todo en la valoración de las secuelas, no solo porque en ocasione ni siquiera las reconocen (aunque haya, como requiere el baremo, documentos médicos que acreditan su existencia), sino porque si lo hacen, las valoran en mínimos.

Teniendo en cuenta que cada secuela tiene una horquilla de puntos que van desde la más leve (1 punto), pasando por moderada (mitad dela puntuación) hasta grave (el total de los puntos), y que esa valoración debe hacerse atendiendo a criterios médicos y periciales en su caso, nos encontramos con el mismo problema, es decir, que la indemnización estará muy por debajo de lo que realmente corresponde a la víctima porque las secuelas no se valoran o se valoran en mínimos por las compañías.

¿Has tenido un accidente de tráfico?
Calcula tu indemnización GRATIS
Incluso sin peritaje médico

¿POR QUÉ NECESITAS UN ABOGADO EXTERNO Y AJENO A LAS COMPAÑÍAS?

Con este panorama, es fácil imaginar la importancia que tiene el abogado externo, independiente a las compañías, y especialista en accidentes de tráfico.

Primero, la víctima necesita ayuda legal, y sobre todo al principio, donde hay que preparar bien el caso para que luego no haya problemas para hacer la reclamación.

Segundo, la víctima desconoce la normativa, y no sabe a qué conceptos tiene derecho, más allá de conocer que le van a indemnizar por los días que haya tardado en curarse y poco más.

Tercero, la indemnización a reclamar a la compañía va a depender en gran medida, de todo el proceso curativo, el tipo de lesiones sufridas, la documentación médica, la edad de la víctima, y multitud de factores más. Sólo un abogado especialista en accidentes de tráfico puede valorarlo previamente e informar a la víctima de cuál pude ser el importe de su indemnización.

Cuarto, el requerimiento de pago debe hacerse de manera fehaciente, con los requisitos previstos en la Ley. Ese requerimiento debe hacerlo el abogado de la víctima, para cumplir con todo lo que se requiere, adjuntar la documentación necesaria, valorar esa oferta en su momento, y negociar con la aseguradora para tratar de que se ajuste a lo que realmente corresponde al perjudicado, o si es necesario, interponer un procedimiento judicial.

La experiencia de los abogados de DEMANDA TU LESION nos ha demostrado que cada caso es un mundo, que debe estudiarse, valorarse, que es fundamental que la víctima sepa siempre por donde va a ir su reclamación de la indemnización por accidente y todos los conceptos que puede reclamar, y que esa defensa de sus derechos sea realizada por un abogado especialista en accidentes de tráfico.

También te puede interesar

One comment

    Deja una respuesta

    Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación y recopilar información estadística de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en el enlace que te indicamos. Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies
    Call Now Button