Los cambios en el baremo de tráfico en la reclamación de indemnizaciones

0 Comentarios

EL NUEVO BAREMO DE TRÁFICO 2016

El 1 de enero de 2016 entró en vigor el nuevo sistema para valoración de daños causados por accidentes de circulación, conocido como Baremo de Tráfico, de aplicación a los accidentes ocurridos a partir de dicha fecha, y que viene a sustituir al anterior, que se publicó en el año 2004, y que se ha ido actualizando hasta ser sustituido por el actual Baremo nuevo.

QUE ES UN BAREMO DE ACCIDENTES DE TRAFICO

Lo que conocemos como Baremo de accidentes de tráfico es un sistema establecido para valorar los daños y perjuicios causados a las personas que sufren un accidente de circulación. En él se establecen los conceptos indemnizables, y las cuantías correspondientes a cada concepto dependiendo de diversos factores según cada caso.

El anterior sistema, del año 1995, se había quedado muy anticuado y estaba muy lejos de las indemnizaciones que se establecían en otros sistemas de países de nuestro entorno europeo.

Es importante tener en cuenta que el nuevo Baremo de Tráfico 2016 no es una actualización del anterior, sino un Baremo totalmente nuevo, mucho más denso y completo, que en algunos aspectos modifica la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor y por otro lado establece un sistema para el cálculo de indemnizaciones completamente nuevo.

Es importante tener en cuenta que el Baremo 2016 se va actualizando cada año, lo que significa que no hay un nuevo Baremo para 2017, sino que para este año se aplica el Baremo 2016 pero actualizado con el incremento de las pensiones previsto en los Presupuestos Generales del Estado, actualización que para 2017 es de un 0,25%.

¿Has tenido un accidente de tráfico?
Calcula tu indemnización GRATIS
Incluso sin peritaje médico

NOVEDADES DEL BAREMO NUEVO 2016

El nuevo Baremo 2016, establece en términos generales mejoras para las víctimas más graves, es decir, grandes lesionados y fallecidos, estableciéndose indemnizaciones más elevadas y por conceptos que antes no estaban regulados ni contemplados.

No ocurre lo mismo con el lesionado leve, teniendo en cuenta que son los más numerosos, y que salen claramente perjudicados con el nuevo Baremo, en especial con los casos más comunes, que son los llamados “esguinces cervicales”, donde el nuevo Baremo establece una serie de requisitos sin los cuales se hace difícil reclamar la indemnización correspondiente.

Hay que tener en cuenta que las reclamaciones derivadas de lesiones cervicales han sido siempre las menos reconocidas por las aseguradoras y las peor pagadas, por lo que el nuevo Baremo viene a favorecer de manera clara a las compañías perjudicando al lesionado.

Entre las novedades principales del nuevo Baremo podemos destacar:

  • En el caso de lesiones leves (traumatismos menores de columna) es necesario contar con un documento médico acreditativo de las mismas emitido antes de que pasen 72 horas del accidente, requiriéndose además que existan pruebas “concluyentes” que demuestren la existencia de la lesión. Para ello habrá que prestar mucha más atención a los informes médicos y asegurarnos de contar con radiografías o resonancias que nos sirvan para demostrarlo. Y es importante acudir a rehabilitación antes de que pasen 15 días desde el accidente.
  • La reclamación de la indemnización parte del propio lesionado, que tiene que remitir a la aseguradora a través de su abogado toda la documentación médica, informes etcétera solicitando una oferta motivada de pago, por un medio fehaciente como es un burofax. Esta reclamación inicial condiciona el plazo para que empiecen a correr los intereses de demora (en lugar de hacerlo, como hasta ahora, a partir de la fecha del siniestro), teniendo las compañías un plazo de tres meses para contestar realizando oferta motivada (ofreciendo una cantidad en concepto de indemnización) o bien respuesta motivada (rechazando el pago por considerar culpable a la víctima o bien por no disponer de información suficiente para cuantificar las lesiones, en cuyo caso el plazo para hacer oferta vuelve a correr a su favor).
  • Los lesionados tienen que facilitar la exploración física por los médicos del seguro. Es obvio que la oferta motivada que haga la compañía va a ser conforme valoración del perito de la propia compañía, por lo que es fácil imaginar que siempre va a ser a la baja. Ello obliga al lesionado a tener que buscar, si la misma no es acorde con la realidad de sus lesiones, a un perito médico para realizar otro informe para rebatir la valoración realizada por la compañía.
  • Si la víctima no está conforme con la oferta motivada de la compañía y quiere demandar judicialmente, se ve obligado a acudir a la jurisdicción civil, lo que implica un coste extra (procurador, perito médico) en un proceso que va a alargarse en el tiempo.
  • Si los daños materiales son escasos, podemos encontrarnos con que la aseguradora niegue las lesiones alegando falta de nexo causal entre dichos daños y las mismas. Es importante entonces realizarse una pericial biomecánica que sirva para demostrar que hay lesiones pese a la levedad de los daños materiales.

Solicita tu asesoría online GRATIS
a nuestros abogados expertos.

¿COMO AFECTAN LOS CAMBIOS EN EL BAREMO EN MI INDEMNIZACION?

Los cambios introducidos en el nuevo Baremo 2016 traen una consecuencia clara: es fundamental que la víctima contrate los servicios de un abogado especialista y ajeno a las aseguradoras.

La complejidad del Baremo y la cantidad de nuevos conceptos introducidos y partidas susceptibles de indemnizarse requieren que un profesional cualificado y con conocimientos exhaustivos del nuevo Baremo estudie el caso concreto y defienda el interés de la víctima frente al seguro con objetividad e independencia, para conseguir que se le indemnice todo aquello que por derecho le corresponde.

Los cambios introducidos en el Baremo 2016 afectan a las indemnizaciones de manera fundamental porque las compañías de seguros disponen de más argumentos especificados en la nueva normativa para discutir el pago de las mismas, si no se dan los requisitos que indica el Baremo. Los cálculos han variado, las secuelas también, y se han introducido nuevos elementos de valoración como el lucro cesante y el daño emergente (perjuicio patrimonial), además de modificarse las indemnizaciones por días impeditivos y no impeditivos que ahora pasan a denominarse “perjuicio personal básico” y “perjuicio personal particular”.

Es necesario que la víctima de un accidente de tráfico, sea leve o grave, contacte con un despacho de abogados especializado y cuanto antes, para evitar cometer errores por desconocimiento de la normativa que puedan hacer peligrar a reclamación.

En DEMANDATULESION contamos con un equipo de abogados, tramitadores, peritos y procuradores con amplios conocimientos de la nueva normativa que se ponen a disposición de las víctimas para ayudarles en todo el proceso de reclamación frente a la compañía de seguros.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación y recopilar información estadística de tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en el enlace que te indicamos. Aviso Legal, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button